Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 9 de febrero de 2016

Experiencias #Dibújamelas en bachillerato

El pasado mes de noviembre nacía el blog del proyecto "No me cuentes historias...¡Dibújamelas!" , producto de la colaboración con Ramón Besonías. La idea había surgido del llamamiento que Ramón hizo a principio de curso, en el que nos proponía plantearnos diferentes retos para el año. En esa reflexión sobre lo que podían ser las líneas de trabajo para el curso 2015-2016 recogí, entre otras, la idea de experimentar con el Visual Thinking en el aula. A lo largo de los meses que pasaron entre la publicación de aquella entrada en este blog y la convocatoria pública del proyecto, la red nos fue dando señales cada vez más evidentes del interés que el tema del Pensamiento Visual despertaba en los colegas.
El lanzamiento del blog fue toda una explosión de energía y creatividad. A los quince días de la convocatoria ya habíamos agotado prácticamente todas las invitaciones y en redes como twitter y Facebook las menciones se multiplicaban. Decenas de docentes se sumaban enviando sus presentaciones al blog y muchos de ellos se apuntaban a los retos que se les lanzaba o mostraban sus experiencias en el aula. El movimiento de ideas trajo consigo nuevos circuitos de colaboración entre proyectos y así surgieron los #EDUmaridajes con otros proyectos y también participaciones puntuales en actividades concretas lanzadas por diversos profesores. El proyecto seguía creciendo en la red de forma autónoma gracias a la implicación y trabajo de los docentes inscritos (y algunos que sin apuntarse al blog publicaban sus propuestas en diferentes redes sociales)
Al mismo tiempo que el proyecto #dibújamelas crecía, mi investigación en el aula seguía su curso y las experiencias con el Visual Thinking que iban desarrollando me confirmaban que eran una valiosa herramienta para el aprendizaje.
Así se ha hecho patente en los ejercicios que hemos realizado, por ejemplo, dentro de la asignatura Fundamentos del Arte, donde los mapas han sido un recurso fundamental para trabajar los contenidos de las diversas épocas artísticas. El trabajo de investigación sobre las manifestaciones artísticas de relacionadas con el Camino de Santiago que hemos realizado en equipo para diseñar el juego "Caminari" ha culminado con la propuesta que lancé a los alumnos de utilizar el tiempo de examen establecido en el Colegio para realizar de forma individual un resumen visual de los temas Arte del Románico y Arte del Gótico. Esta experiencia   ha tenido resultados como los que siguen:
Por otro lado, en el proyecto PubliBOTización, desarrollado en la asignatura Cultura Audiovisual, también de primero de bachillerato, el alumnado inmerso en un entorno gamificado trabajó contenidos relacionados con el lenguaje de la publicidad con resultados iniciales como estos mapas visuales:




Una vez realizada esta primera experiencia llegó el momento de ir un poco más allá y fue entonces que recordé aquella animación sobre los conceptos de la conferencia TED brindada por Ken Robinson denominada “Cambiando los Paradigmas” Propuse a los alumnos hacer una incursión en el formato, pero a lo más que pudimos llegar fue a la incorporación de una voz en off que acompañaba a un mapa estático.


Pero la cosa no podía quedar ahí  por lo que aprovechando que en TIC, otra de la asignaturas que trabajo, estábamos desarrollando el proyecto de producción de un videodocumental que partiendo de los intereses propios de cada alumnos recogiera algún tema relacionado con la tecnología, animé a un alumno a utilizar la técnica del timelapse para realizar un mapa visual animado. En el proceso de concreción del proyecto la propuesta del mapa visual fue remplazada por una secuencia de diferentes escenas dibujadas y animadas, siendo el resultado el siguiente:


Si a estas alturas de curso, agotada ya casi la segunda evaluación tengo que hacer balance de lo que ha supuesto la introducción del Visual Thinking en las asignaturas en las que trabajo, creo que puedo decir que ha sido algo muy positivo. La herramienta que más hemos utilizado ha sido la del diseño de mapas visuales cuya versatilidad para recoger de forma organizada y estructurada muy diferentes contenidos facilita al alumnado el aprendizaje en dos dimensiones:
  • Como consumidor de contenidos le obliga a buscar y leer diversas informaciones, entender conceptos, analizar diferentes puntos de vista antes de filtrar y sintetizar la información propia de la asignatura.
  • Como productor le obliga a definir una estructura organizativa con la que diseñar el mapa y a encontrar formas de representar y relacionar los conceptos que ha descubierto de forma que el resultado final sea una sola imagen.

Si alguien todavía está dudando de los beneficios que el Visual Thinking puede proporcionar a los alumnos en su proceso de aprendizaje, le animo a que realice alguna experiencia y luego nos comparta sus conclusiones.


Esta entrada ha sido también publicada en el blog del proyecto colaborativo  No me cuentes historias... ¡Dibújamelas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario